MITOS Y CONCEPCIONES ERRÓNEAS

El Dr. Antonio Capafons describe una serie de ideas eróneas muy comunes acerca de la hipnosis clínica que describimos a continuación:


-La hipnosis no pertenece al campo de la psicología científica. Los que la practican suelen ser charlatanes, sanadores o personas del espectáculo. Las personas que mejoran con ella suelen ser crédulos, ignorantes y dependientes.

-La hipnosis puede dejar a la persona "enganchada" en un trance y no poder salir del "estado hipnótico".

-La Hipnosis puede explicitar o agravar patologías "latentes" de la persona. Incluso puede desarrollar alteraciones psíquicas en los individuos sanos. Los individuos con problemas psicopatológicos, pueden empeorar con hipnosis.

-La hipnosis provoca un estado parecido al sueño, en que el que la persona muestra unas características especiales. Y si no se consiguen estas características, persona no está hipnotizada. Sólo se puede estar en esta situación especial, si se ha recibido un método de inducción hipnótica.

-La hipnosis elimina y anula el control voluntario de la persona. Esta se convierte en un autómata en manos del hipnotizador, por el que puede cometer actos delictivos, antisociales, inmorales o a hacer el ridículo.

-La hipnosis provoca reacciones inusuales, excepcionales y casi mágicas en las personas.

-La hipnosis es una terapia (hipnoterapia) , sumamente útil, rápida y eficaz, que no exige ningún tipo de esfuerzo por parte del cliente por cambiar el comportamiento. Solamente las personas muy susceptibles, pueden beneficiarse de ella.

Capafons, A. (1988). Hipnosis clínica: Una visión cognitivo-comportamental. Papeles del Psicólogo, 69, 71-88.